Blogia
La Balacera

Juan Carlos I, un "secundario de lujo" en novela policiaca de Carlos Salem

Madrid, 18 may (EFE).- El escritor hispano-argentino Carlos Salem convierte a Juan Carlos I en "un secundario de lujo" en su último libro, presentado hoy en Madrid, una novela policiaca "disparatada y tierna" que arranca con la desaparición del Rey y que ha escrito, asegura, sin ánimo de provocar.

"No pretendo un escándalo", dijo el escritor en la presentación del libro, "Pero sigo siendo el rey", en la Casa de América, donde explicó que su objetivo había sido tomar un personaje de la realidad y "meterlo en una ficción" inventada por él.

Y el aspecto que a él le interesa especialmente es el de la "infancia perdida": "Ese niño que, a los diez años, su familia decide su futuro y su futuro va a cambiar para siempre".

La novela, la tercera de Salem (Buenos Aires, 1959) y que publica Salto de Página, tiene como punto de partida la misteriosa desaparición del Juan Carlos I dejando sólo una nota: "Me voy a buscar al niño. Volveré cuando lo encuentre. O no. Feliz Navidad".

Para encontrarlo, el ministro del Interior recurre a su última carta, José María Arregui, un detective "funcional, dentro de la sociedad, pero disfuncional en su propia historia", explicó a Efe el autor, que vive en España desde hace más de 20 años y cultiva otros géneros literarios, como la poesía y el relato.

El detective, aficionado al disfraz y "de puño fácil", aparecía en una novela anterior de Salem ("Matar y guardar la ropa, 2008), en la que, siendo todavía policía, salva al monarca español y obtiene por ello "una cierta aura de protección real que a él le molesta".

Y así, cuando el autor trataba de encontrar un caso para poner en marcha "las aventuras de Arregui", del que, confesó, escribirá al menos un par de novelas más, llegó a la conclusión de que la mejor opción era continuar la historia donde la dejó.

"Si él salvó al Rey, ahora puede volver a salvarlo. O no. O el Rey le salva a él", explicó.

Tras localizarlo, detective y monarca tendrán que huir de una poderosa intriga para secuestrar o atentar contra la vida del Rey.

En la huida, una suerte de "road movie", vivirán momentos disparatados, como participar disfrazados en una manifestación a favor de la República, y conocerán curiosos personajes, como un músico llamado Luis Cabo que había alcanzado notoriedad grabando versiones populares de los clásicos y que trata de encontrar una sinfonía que ha perdido.

A lo largo de la historia, se produce, a juicio del autor, "una simbiosis" y "un intercambio" entre los dos personajes.

Salem, que en su primera novela resucitaba a Carlos Gardel y en la segunda creaba un personaje que recordaba al juez Baltasar Garzón, adelantó que mantendrá su tendencia a hacer "pequeños guiños con la realidad" en próximos trabajos, aunque aún no quiere revelar qué nuevos personajes le interesan.

De momento, de su última novela, va a enviarle un ejemplar al Rey y está convencido de que, "si le llega, seguro que se reirá".

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres