Blogia
La Balacera

Kettenbach construye una novela negra a partir de la banalidad del mal

Kettenbach construye una novela negra a partir de la banalidad del mal El periodista y escritor alemán Hans Werner Kettenbach construye una novela negra a partir de la banalidad del mal en su obra 'La venganza de David', primera novela que publica en España.

Hans Werner Kettenbach (Bendorf, 1928) inició diversas carreras en cuatro universidades alemanas, pero tuvo que interrumpirlas para trabajar como peón, estenógrafo, editor de radio y televisión y, finalmente como periodista y redactor jefe del 'Kolner Stadt-Anzeiger'.

'La venganza de David' (Editorial Acantilado) narra la historia de Christian Kestner, un tranquilo profesor de instituto, quien recibe la visita de un antiguo traductor, David Ninochvili, a quien había conocido años atrás en la Georgia soviética.

Según ha explicado hoy en Barcelona Kettenbach, 'la novela tiene un trasfondo moral, pues la inesperada visita suscita un sinfín de preguntas en el protagonista sobre cuál es el auténtico motivo de la llegada de David'.

En primera instancia, añade Kettenbach, 'Kestner se pregunta si David pretende vengarse del flirteo que habían protagonizado Christian y su mujer'.

Enseguida, 'surgen las dudas sobre si David será un miembro de las facciones georgianas o del KGB -Georgia está esos días en plena guerra civil-' y, finalmente, acaba viendo fantasmas en su propia mujer, procedente de la ex-RDA, y su invitado.

Para abonar aún más el terreno de la incertidumbre mental del protagonista, su hijo de 16 años, muestra unas simpatías crecientes con el radicalismo de izquierdas que le harán sospechoso, a sus ojos, de los ataques que David sufre un día en la calle.

En opinión de Kettenbach, 'el resultado final no es otro que la derrota moral de un hombre normal, un profesor de instituto que enseña a sus alumnos moral y buenas costumbres, pero que acaba sucumbiendo sin poder mantener los principios que predica'.

El editor Jaume Vallcorba ve en ese cambio un antihéroe, un personaje muy diferente de los clichés del género negro y alejado del clásico criminal: 'a partir de sus fantasmas propios se convierte en un personaje siniestro'.

La trama, reconoce el autor, es heredera 'del miedo que muchos de nosotros tenemos al foráneo, al inmigrante, al diferente', pero también bebe en la propia historia alemana reciente, 'cuando en la RDA se daban casos de espionaje dentro de los mismos matrimonios o familias para denunciar anticomunistas'.

A su juicio, 'el factor miedo juega un papel importante en la novela, y su impacto es mayor al saber que no se trata de un psicópata, sino de una persona normal, como cualquiera de nosotros'.

Kettenbach rehuye el encasillamiento que los libreros y la crítica alemana hacen de su obra dentro del género negro, una circunstancia que atribuye a que 'mi primera novela ganó en los años setenta un importante premio de novela policíaca'.

'Una buena novela negra es difícil de escribir porque hace falta mucha técnica, artesanía y bastante investigación', apunta el periodista.

'La venganza de David' podría ser también una 'metáfora del fascismo que todos llevan dentro', pero considera que 'en la actualidad, al margen de las tentaciones que siempre pueden ser efectivas, no hay una amenaza seria en el mundo. Otra cosa es que hay, y nadie lo niega, un fascismo latente, como también persiste un antisemitismo', subraya Kettenbach.

Kettenbach es autor de trece novelas, de las cuales Acantilado publicará además entre 2007 y 2008 'Minnie' e 'Invitado a casa del doctor Buzzard'.

Terra Actualidad - EFE
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres