Blogia
La Balacera

Rossana Campo desembarca en Barcelona, con la intriga parisina y negra del brazo

JUAN PEDRO YÁNIZ
 
BARCELONA. Rossana Campo, Génova 1963, ha sido definida como maestra de la «novela-conversación», ha conseguido relatos de éxito, con el sello de Feltrinelli; y ha residido tempradas en Barcelona, Roma y París. Acaba de regresar a la primera, aprovechando estos días de literatura negra, para presentar uno de sus grandes éxitos «Mientras mi niña duerme» (Barataria).
 
De antiguo, los personajes de novela negra suelen ser investigadores -más o menos dipsómanos, solterones o periodistas de sucesos; a parte de los «malos». Todos estos ingredientes son manipulados con agilidad por Campo, que trufa el relato de asesinatos, sucesos y misterios de diverso calibre, entre los que no faltan lances con ribetes cómicos.
 
París bien vale...
 
Los hechos transcurren por el callejero parisino, en pleno embarazo de la protagonista, que también sucumbe al tabaco, los porros, el alcohol y una cantante sáfica, sensual, joven y arrebatadora. París ha sido recorrida en clave de investigación numerosas veces, desde «Puerta de las Lilas» a «Travesía de París» o «Sección especial». Aquí, pese a la truculencia de muchos episodios, la mayoría acaban resolviéndose en clave de humor.
 
Cierto es que hay trazos e incluso episodios que recuerdan a otros clásicos relatos del género, pero esto es inevitable a estas alturas, en la Literatura.
 
ABC
 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres