Blogia
La Balacera

'La Ratonera' vuelve a Madrid tras 10 años en la escena española

La obra teatral más importante de Agatha Christie, 'La Ratonera', que se representa ininterrumpidamente desde hace medio siglo en Londres, y cuya adaptación de Ramón Barea ha recorrido España durante diez años en un millar de funciones, regresa mañana al Teatro Muñoz Seca, protagonizada por Jaime Blanch.

Esta versión de 'La Ratonera', que permanecerá en el teatro madrileño hasta enero de 2006, introduce a la propia Agatha Christie 'en la obra, ofreciendo té a los actores, charlando con el público o deteniendo la función', explicó hoy el actor Blanch, que encarna al sargento Trotter, en la presentación de la obra.

Barea, director y responsable de la adaptación del texto, coincidió con Jaime Blanch en 'incluir a Agatha en la obra', y ésta les dice a los asistentes: 'relájense, disfruten, esto es un cuento'. El director quería 'incorporar a esa historia la voz de un ser humano, más en concreto, la de la autora'.

El elenco lo completan los actores vascos Ane Gabarain, Klara Badiola, Fermín Sanles y los madrileños Cristina Rivera, J. Luis Mendiaraz y Pablo Calvo.

'Mañana cumplo 550 ratoneras'
Algunos de estos actores ya se habían puesto bajo la batuta de Barea para representar 'La Ratonera', obra que desde hace una década recorre las provincias españolas y se repone en Madrid por tercera vez. Por ejemplo, Pablo Calvo bromeó: 'mañana cumplo 550 ratoneras'.

'Aunque son el mismo texto y la misma puesta en escena, la interpretación y química entre los actores' la hace distinta cada vez, reconoció el director.

En un salón verde de estilo victoriano, con una decoración muy solemne y clásica, Christie, conocida como la 'reina del misterio', convierte una casa de huéspedes en el escenario de un crimen.

'La obra tiene muchos registros, empieza en clave de comedia pero se convierte en un melodrama', señaló Barea, para quien 'el ingenio de esta trama de misterio está destinado para un teatro de género familiar', con una 'hipnosis' para todos los públicos.

Blanch y Barea confiesan que no son lectores de novela policíaca, pero que, sin embargo, les enganchó la pieza teatral de Christie.
Blanch, que asistió al estreno de la obra en España en los cincuenta, reconoce que aunque se interprete muchas veces nunca se podría hacerlo de forma mecánica, porque es 'un castillo de naipes y hay que estar muy concentrados y en alerta para que no se derrumbe'.

Terra Actualidad - EFE
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres